Universidad de Sonora y Universidad de Kiel establecen bases de colaboración científica

19 de febrero de 2020

A fin de establecer líneas de investigación que permitan detectar productos naturales con potencial uso en el tratamiento contra la degeneración macular, así como el intercambio de docentes y estudiantes, la Universidad de Sonora y la Universidad de Kiel, Alemania, firmaron una carta de intención de cooperación académica.

La reunión de trabajo donde se llevó a cabo la formalización del citado documento, la presidió el rector de la Universidad de Sonora, Enrique Fernando Velázquez Contreras, quien expresó su confianza en el éxito que tendrá concretar este acuerdo, el cual no sólo beneficiará a áreas afines a las ciencias de la salud, sino que a futuro también se podrá extender a otros campos del conocimiento.

Ante los representantes académicos de la citada universidad alemana, con sede de la ciudad del mismo nombre, Kiel, la autoridad universitaria comentó que recientemente esta casa de estudios abrió las licenciaturas de Ciencias Genómicas, y de Física Médica, pues detectaron la necesidad del sector médico y hospitalario de formar profesionistas especializados en estas áreas.

Velázquez Contreras reiteró el compromiso de la Universidad de Sonora de estrechar lazos de colaboración institucional que permitan generar conocimiento y fortalecer los vínculos de internacionalización con otras universidades del mundo.

En nombre de aquella institución universitaria, la firma del citado documento estuvo a cargo de la docente e investigadora Alexa Karina Klettner, del Departamento de Oftalmología, perteneciente a la Facultad de Medicina,y por parte de la máxima casa de estudios de la entidad, la secretaria general académica, Guadalupe García de León Peñúñuri.

Por su parte, la maestra Klettner, bióloga especializada en oftalmología y retinología experimental, explicó que el equipo de trabajo al que pertenece está interesado en investigar acerca del potencial uso terapéutico de plantas medicinales contra la degeneración macular asociada a la edad.

En esta reunión de trabajo también realizó una breve y concreta presentación de la Universidad de Kiel, la cual atiende en total a 27,000 estudiantes y está organizada en ocho facultades: Filosofía, Derecho, Medicina, Artes y Humanidades, Agricultura y Ciencias Nutricionales, Matemáticas y Ciencias Naturales; Negocios, Economía y Ciencias Sociales, e Ingeniería.

Esta primera reunión entre ambas universidades es parte de las actividades del proyecto Iniciación de la colaboración de investigación para la evaluación del uso potencial de productos naturales de extractos de plantas sudamericanas para el tratamiento de la degeneración macular relacionada con la edad.

En la reunión estuvieron también al director de Internacionalización e Innovación Educativa, Manuel Valenzuela Valenzuela; la vicerrectora de las Unidad Regional Centro, María Rita Plancarte Martínez; el director de la División de Ciencias Biológicas y de la Salud, Juan Carlos Gálvez Ruiz; el secretario académico de la misma División, Eduardo Ruiz Bustos.
Así como el jefe del Departamento de Investigación y Posgrado en Alimentos, Francisco Javier Wong Corral; la subdirectora de Internacionalización, Guadalupe Cruz Federico; la subdirectora de Investigación de la Dirección de Investigación y Posgrado, Ana Lucía Navarro; el responsable del proyecto de investigación por parte de la Universidad de Sonora, Simon Benard Iloki Assanga.

Además de la presidenta de la Academia de Biotecnología y Microbiología, Norma Violeta Parra Vergara; la líder del cuerpo académico Compuestos Naturales Bioactivos y Microbiología Alimentaria, Maribel Plascencia Jatomea; la alumna del doctorado en Ciencias y Tecnología de Alimentos, Lidianys Lewis Luján, y por parte de la Universidad de Kiel, el docente e investigador Philipp Dörschmann.